Tutoriales

Los Plomos

Hace algunos años, era relativamente sencillo elegir entre los dos o tres tipos de plomos existentes en cualquier tienda de pesca; pero en la actualidad, debido a la evolución en todo lo referente al material para la pesca deportiva, existen una gran variedad de tipos de plomos en cualquier tienda del sector. Echaremos un vistazo por encima a lo que nos podemos encontrar, e intentaremos echar un poco de luz sobre este tema, que en ocasiones es un tema de debate entre los pescadores.
Como ya se comentó anteriormente, existe una gran variedad de tipos de plomos donde elegir, tanto por su forma, como por su gramaje. Pero básicamente podemos dividirlos en dos tipos principales: deslizantes y fijos.

Plomos

 
Los deslizantes, son aquellos que disponen de una pequeña perforación a lo largo de su cuerpo, utilizada para pasar el hilo. De esta forma se mueven libremente por la línea, algo que el pescador deberá controlar en función de la pesca que desee realizar o de sus gustos personales.
Este tipo de plomo suele utilizarse con un aparejo en el que el anzuelo esté colocado casi siempre en la parte final de la línea, mientras que el plomo se situará entre el anzuelo y la caña.
Los fijos, se atan a la línea mediante un emerillón y/o con un enganche rápido para que el cambio por otro sea más cómodo y rápido. El aparejo utilizado habitualmente con los plomos fijos, lleva el anzuelo colocado entre el plomo la caña.
Pero a su vez, podemos dividirlos según su tipo en:

  • Esféricos: pueden ser deslizantes o fijos. Se utilizan fundamentalmente en fondos planos, teniendo en cuenta que en las zonas rocosas pueden quedar enganchados con cierta facilidad. Los utilizados en Surfcasting, de tipo bola, son plomos que se agarran muy bien al fondo, incluso en corrientes laterales.
  • Cónicos: su especial forma de gota evita los molestos enganches, por lo que pueden ser utilizados en zonas de rocosas.
  • Tubulares: deslizantes o fijos, cuentan con la ventaja de ser muy económicos, si bien los atascos son más que comunes.
  • Ahusados: los más utilizados por el pescador deportivo, puesto que su forma aerodinámica permite lanzamientos más largos.
  • Tipo pera: muy útil gracias a su gran versatilidad. Sirve para pescar tanto en fondos de arena y como en los rocosos. Tiene el inconveniente de que suele rodar sobre si mismo en el momento en que aparece la corriente.
  • Tipo Bala: Otro plomo que se usa desde hace mucho tiempo, tanto en playa, espigón, barco… y que además se consigue grandes distancias con hilos finos. Este plomo tiene muy poco agarre al fondo, así que su uso es más recomendado cuando las aguas están más paradas.
  • Con aletas: Este es una variante del anterior, especialmente pensados para un buen lanzado, por lo que han sido dotados de esa espectacular forma aerodinámica con aletas que además les sirven para anclarlos en el fondo y conseguir que no opongan resistencia a la hora de recogerlos, evitando así posibles enganches.
  • Con ganchos o grapas: son plomos que han sido dotados de estos ganchos que se entierran en la arena, impidiendo que el plomo se desplace. En el momento de recoger, los ganchos se repliegan, para no oponer ningún tipo de resistencia. Por ello son adecuados para pescar en fondos de arena y sobre todo días con mar gruesa. El inconveniente que tendría el uso de este plomo, es que no podremos utilizarlo con líneas muy finas, ya que al intentar desanclarlo podrían partir y perder todo nuestros aparejos.
  • Pirámide Portuguesa: ofrece menor resistencia a la hora de recoger y se lanza algo más lejos que el anterior. Este plomo también se agarra bien al fondo aunque no tanto como el anterior, pero lo mejor de este plomo es que nos permite usar líneas finas, así que en días de buena mar podremos usarlo siempre que no haya algas por detrás de las olas proporcionándonos un buen agarre.
  • De Golf: Este tipo de plomo hace muy poco que salió al mercado, y se caracteriza en que al contener mayor peso abajo hace que se agarre muy bien al fondo, además tiene una estructura que permite que se alcance más distancia que con el de bola.
  • De Estrella: Plomo con una forma muy peculiar, de estrella, que hace que con los salientes que incorpora se agarre bien al fondo. Muy usado en espigones o playas con salidas de ríos donde hay mucha corriente lateral.

Por su puesto, aquí no están todos, sólo una representación de los más utilizados.
Lo que si tenemos que tener muy claro a la hora de elegir el plomo que vamos a montar en nuestros aparejos, son dos cosas fundamentales: la especie que buscamos y las condiciones que tenemos en el puesto de pesca; que no siempre son ambas compatibles y tenemos que adaptarnos a las circunstancias.
Y por último, como recordatorio: cuando pescamos con temporal, mar gruesa o corrientes fuertes, deberíamos poner básicamente uno de estos tres tipos de plomos: el de grapas, pirámide o de bola. En días de aguas calmadas, se debería de optar por plomos como el de tipo bala o el de golf. Y en condiciones intermedias, dependiendo de las condiciones del mar ese día y de la especie que se busque pues podremos elegir uno de todo ese abanico de plomos.
Pero por mucho que se escriba sobre este tema, al igual que al hablar de los colores de los plomos, lo que realmente nos da la respuesta a esa pregunta que todos nos hemos hecho en un momento dado ¿qué plomo será el idóneo?, es ni más ni menos que nuestra propia experiencia y la práctica. Así que lo mejor, es experimentar y llegar a nuestras propias conclusiones.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.